El Cane Corso necesita mucha actividad física para estar en forma. Es importante, si vive en un piso, que salga a pasear y correr al menos dos veces al día.

Con los cachorros, la actividad debe ser más moderada, ya que su sistema óseo y muscular no está plenamente desarrollado hasta los 18 meses.

Para el estímulo mental, es necesario que al Cane Corso se le den tareas, se juegue con ellos, practiquen sus habilidades de obediencia o se les implique en el deporte que ustedes practiquen. Una actividad de 20 minutos diarios es suficiente y mejor si es partido en 2 veces de 10 minutos por la mañana y por la tarde.

Es bueno bañar a su Cane Corso y cepillarlo semanalmente.

El baño sería una vez al mes y utilizaremos diferentes champús dependiendo del color, cabe reseñar que los Cane Corsos blue o grises tienen más problemas de piel y hay que utilizar champús especiales.