Cuidados del Cane Corso

/Cuidados del Cane Corso
Cuidados del Cane Corso2018-12-21T22:52:25+00:00

Muchos piensan que el pelo corto apenas requiere atenciones y están equivocados. Si no lo mantiene limpio y si no le aporta los hidratantes que necesita, verá que el pelo de su Cane Corso se volverá mate y la piel comenzará a presentar problemas. Además padecerá unas mudas de “espanto”.

Durante la muda, el pelo corto es infinitamente más molesto que el pelo largo. Los pelos largos se ven y son absorbidos por el cepillo o la aspiradora mucho mejor que los pelos cortos. Los cortos son rígidos, se clavan pertinazmente en los tejidos de las tapicerías, en las moquetas, en la ropa, en todas partes. Además son muchísimos. Lo inundan todo.

Mantenga bien hidratada la piel de su “amigo” y verá cómo las mudas dejan de ser un problema.

El Cane Corso hay que bañarlo aproximadamente cada veinte días, pero si durante ese tiempo se ensucia, evidentemente no dude en bañarlo de nuevo. Sino hay baños la piel de nuestro Cane Corso encontrará muchas veces falta de higiene y cosméticas ácidas agresivas. La suciedad y el mal olor es la principal fuente de infecciones y el mal olor sólo sirve en el Cane Corsos para que todo el mundo le quiera menos.

Es bueno bañar a nuestro Cane Corso con un champú de intensidad alta, y con un ph similar al de la piel del Cane Corso, un PH 7. Utilice los champús recomendados sin miedo. Reúnen esas características.

Afortunadamente son muy buenos. Limpian muy bien, tonifican e hidratan la piel y el manto, facilitando el proceso de secado. Cuando el Cane Corso cambia el pelo es recomendado un baño con mayor frecuencia, al menos una vez por semana, con agua caliente. De esta manera el pelo muerto se soltará y preparará la piel para que el nuevo pelo se anime a salir. Así acelerará de forma espectacular el periodo de muda.

Es bueno bañar y después pasar los cepillo tipo raspadores que sacan todo el pelo muerto, así aceleramos el proceso de muda. A los profesionales de esta raza les obsesiona el mantenimiento del pelo brillante y con los colores intensos, sobretodo a los Cane Corsos de exposición y show de belleza.

Un pelo quemado es irrecuperable. Oirá muchos trucos para intensificar los colores. Tenga mucho cuidado. La mayoría de ellos son ácidos. Consiguen resultados instantáneamente quemando el pelo y la piel. Hoy lo ve con un color intenso, pero en poco tiempo se convierte en un manto estropeado, apagado y áspero. Si lo que prima en su Cane Corso es el mantenimiento del color, báñele siempre que esté sucio con un buen Champú realzador de Color.

Los champús realzadores que le recomiendo no llevan tintes ni son agresivos. Puede utilizarlos con la frecuencia que desee. Mi consejo es que proteja el nuevo pelo que vaya creciendo para que sea un pelo sano, fuerte y brillante. Es una solución no inmediata pero a medio plazo es definitiva. Es muy bueno también limpiar los oídos en cada baño. Utilice un buen líquido limpiador para ayudar a disolver el cerumen, es recomendable dejarlo unos minutos y después retirar todo.

Tras el aclarado aplique un buen champú que hidrate . Disuelva en agua la pasta hidratante e introduzca la mezcla en un buen pulverizador. Es muy importante que sea un producto que respete el pH de su piel. ya hemos comentado que el ph de la piel del Cane Corso es PH 7.

Una buena hidratación, nutre, protege y ayuda a recomponer el pelo dañado. Son productos creados con un esmero exquisito.

Esto es muy importante, no piense que el baño le va a proporcionar toda la hidratación necesaria. Su piel y su manto no pueden obtener de la sangre todos los nutrientes que necesitan, se van deshidratando continuamente. Es imprescindible que aplique hidratantes externos con frecuencia. De lo contrario se volverá más áspero, con pérdida de brillo y cuerpo.

Por eso, aunque no “toque” bañarle, pulverice abundante agente hidratante sobre el pelo siempre que lo necesite, para que vaya siendo absorbido por la piel y el manto. Sobre todo si hace viento, verá que cada dos o tres días el pelo le pedirá que le pulverice su producto hidratante. Utilice uno que no requiera aclarado. Cepíllele frecuentemente. Tenga junto al cepillo el pulverizador con su agente hidratante y acostúmbrese a pulverizar un poco siempre que lo necesite. Está práctica junto a una correcta hidratación, acortará el periodo de muda.

Un buen manto posee una base genética, pero sobre todo es el premio a un buen mantenimiento. El tiempo del que disponemos antes de una exposición es fundamental. No descuide el color. Compare objetivamente el color de su perro con el de los ganadores. No presente un perro con el color desvanecido, sin brillo. El color “también se hace y se mantiene”. Es muy práctico llevar en su maletín de exposición tizas de colores, en Spray, barra o en polvo. Retoque con tizas las rozaduras o cualquier otra marca que muestre en su pelaje.

Una vez terminado el baño y cinco minutos antes de entrar al ring, pulverice un spray abrillantador, con el fin de que el perro entre con un brillo ideal. Una trufa decolorada hace muy mal efecto. Aunque usted se haya acostumbrado a verla así, al juez le llamará especialmente la atención. Si es necesario, no lo dude, utilice “Trufa Negra y Brillante”. Aplíquelo de víspera. hay que utilizar productos de calidad y contrastados para nuestros maravillosos Cane Corso.

Venta Cane corso Barcelona
Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Al continuar navegando en nuestra web, asumimos que está de acuerdo. Ok